El PSOE buscará que se obligue por ley a las empresas a hacer públicos los beneficios fiscales a los que se acogen cada ejercicio, y para ello aprovecharán la tramitación en el Congreso de la trasposición de la directiva sobre la información que deben remitir las empresas.

Así lo ha asegurado el portavoz económico de los socialistas en la Cámara Baja, Pedro Saura, que cree que esta tramitación es “una gran oportunidad” para que el Ministerio de Hacienda pueda exigir cada año “cuánto ganan, cuánto pagan y cuántos beneficios fiscales reciben”.

Saura, que ha participado junto con varios compañeros en una jornada dedicada a la lucha contra la evasión fiscal en el Congreso, ha criticado que el Gobierno carezca de “una agenda de reformas” en materia económica. “Se va al tran-tran y como mucho lo que hace, y menos mal, es trasponer directivas”, ha ironizado.

“TOLERANCIA CERO” CONTRA EL FRAUDE

Durante la inauguración de las jornadas, la portavoz de los socialistas en el Congreso, Margarita Robles, ha asegurado que el fraude fiscal es “una prioridad” con la que el Gobierno, ha lamentado, “se va por los Cerros de Úbeda”. “No se mete en lo que se tiene que meter y tampoco la lucha contra el fraude fiscal”, ha aseverado.

Por eso, ha reclamado la elaboración de conclusiones para mejorar la eficacia de esta lucha y ha compartido un “compromiso de tolerancia cero contra el fraude”. “No podemos mirar para otro lado. Tienen que saber que esa tolerancia cero la vamos a llevar hasta el final, en todos los campos que sean necesarios”, ha dicho.

Su portavoz de Hacienda, Patricia Blanquer, ha destacado la pérdida de efectivos en la Agencia Tributaria –casi 3.000 en seis años, ha dicho– y la aprobada pero no iniciada subcomisión sobre la armonización y coordinación europea y contra los paraísos fiscales.