Los socialistas alertan del peligro de desbordamiento por gota fría, exigen a la CHS que limpie la zona y piden a Rajoy más presupuesto

20.10.2017 | 19:09

 

El cauce del río Segura en algunos tramos de Orihuela no ha recibido ningún tipo de trabajo de mantenimiento en los últimos tres años. Los vecinos todavía recuerdan los daños por las inundaciones sufridas en diciembre de 2016 como consecuencia de un temporal de gota fría y no se explican por qué la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) no ha realizado labores para retirar las cañas y lodos que se acumulan en algunos puntos. Creen que esta situación les expone de nuevo a situaciones de peligro, sobre todo en la pedanía de El Arenal, en el límite entre Murcia y Alicante, siendo una zona que está calificada como un “punto negro” por el riesgo de desbordamientos.

Ha sido el grupo socialista de Orihuela, acompañado por la diputada nacional Patricia Blanquer, quien se ha desplazado hasta la zona para denunciar públicamente el abandono de la CHS, exigir medidas al Gobierno central y criticar elrecorte presupuestario que viene sufriendo el organismo de cuenca. Aseguran que sí se han hecho algunas labores de mantenimiento, como en el tramo que va desde Ociopía hasta los tubos del trasvase, pero desde el PSOE creen que ha sido una mera operación de “maquillaje” porque el peligro sigue existiendo en otras zonas.

El concejal Pepe Hernández ha mostrado fotografías para recordar que en ese tramo, en el paraje de Los Cobos, el agua estuvo apunto de sobrepasar el límite del cauce hace 10 meses. Según ha dicho, ahora hay todavía más maleza y cañas secas sepultadas bajo el lodo, lo que ha empeorado la situación. El edil ha vaticinado que si se registra otra crecida de esa magnitud, el río se desbordará justo en ese punto que se ubica en una llanura, lo que dificulta la salida de agua.

A la convocatoria de hoy se han sumado igualmente algunos agricultores que han recordado cómo las inundaciones del pasado año projueron daños irreversibles en las cosechas y en el arbolado en esta zona.

Para la diputada Blanquer, detrás de esta dejadez se esconde el recorte presupuestario del Gobierno central, que ha dejado a la CHS con poco más de 99 millones de euros cuando en 2016 tuvo más de 116 millones.

“Desde que gobierna el PP las actuaciones de limpieza se han reducido de forma muy importante. Esto provoca riesgos y exigimos medidas para que no vuelva a suceder lo del año pasado. Se anunció un incremento de prespuesto para la CHS pero la verdad es que se han reducido un 50% las inversiones previstas”, ha dicho la diputada socialista. Blanquer ha añadido que estando en un escenario de cambio climático, donde se intercalan sequías con lluvias torrenciales, “hay que dotar recursos para que los daños tengan el menor impacto posible“.

Según la diputada, las inversiones reales de la CHS han pasado de 32 millones a 16 millones en este ejercicio, de los cuales como inversión nueva sólo se contemplan 1,6 millones, frente a los 13 millones del pasado año. Es por ello que ha explicado que desde su grupo parlamentario van a seguir trabajando para exigir a la ministra de Agricultura “que asuma su responsabilidad en este asunto, ya que observamos la dejación que se está produciendo”.

La portavoz socialista de Orihuela, Carolina Gracia, ha reclamado al gobierno oriolano liderado por Emilio Bascuñana (PP) que se sume a estas reivindicaciones y exija a Mariano Rajoy que de forma inminente dote fondos económicos para acabar con esta problemática. De igual forma, Blanquer ha reclamado al presidente de la Diputación, César Sánchez, que “se reivindique y se exija una mayor dotación de presupuesto para la CHS, que es la encargada de realizar estas actuaciones y que actualmente y por la falta de presupuesto no la está realizando”.

Además Patricia Blanquer ha anunciado que después de mucho retraso en su tramitación en las próximas semanas se convocará la ponencia sobre el Proyecto de Ley de medidas para paliar la sequía, un documento que ha sido enmendado por el PSOE con más de 20 propuestas como, rebajar un 10% el IVA de la factura eléctrica para el riego.