Madrid, 23 oct (EFE).- Las empresas grandes tendrán que incorporar en sus cuentas anuales un “estado de información no financiera” en el que incluirán el impacto medioambiental y social de su actividad, según el proyecto de ley aprobado hoy por la Comisión de Economía y Empresa del Congreso de los Diputados.

Según este proyecto de ley que modifica el Código de Comercio, las empresas tendrán la obligación de incluir información no financiera dentro del informe anual de gobierno corporativo sobre las políticas de diversidad de la compañía en cuestiones como edad, sexo, discapacidad o formación y experiencia profesional.

Asimismo, se incluirán datos sobre los efectos de las actividades de la empresa en el medio ambiente, las medidas adoptadas para garantizar la igualdad de género, datos sobre las condiciones de trabajo y prevención de violaciones de los Derechos Humanos, describiendo las medidas adoptadas y los resultados obtenidos.

 

Estarán obligadas a aportar esta información las sociedades anónimas, las de responsabilidad limitada y las comanditarias por acciones que tengan la condición de entidades de interés público con más de 500 trabajadores o se consideren empresas grandes por su cifra de negocios, activo o empleados; mientras que las pequeñas y medianas (pymes) quedan eximidas.

Este proyecto de ley, que supone una modificación del Código de Comercio, la Ley de Sociedades de Capital y la Ley de Auditoría de Cuentas, es el producto de la transposición de la directiva europea 2014/05/UE al ordenamiento español y será sometido a debate en el Senado para su aprobación.

Durante la sesión de la Comisión de Economía y Empresas del Congreso de los Diputados que ha tenido lugar este martes, todos los grupos, excepto Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) que se ha abstenido, han aprobado el proyecto de ley, en una sesión en la que los portavoces han agradecido el clima de “gran consenso”.

La portavoz del PSOE, Patricia Blanquer, ha justificado en que era “necesaria” para transponer una directiva europea, por encontrarse estas compañías “en situación de infracción”.