28 de Abril de 2018, día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo

“El 28 de abril, día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, los y las socialistas
queremos recordar a todos y cada uno de los trabajadores y de las trabajadoras que han
perdido su salud y su vida como consecuencia de las condiciones en las que realizan su trabajo,
así como a sus familiares y compañeros, pero también es una jornada para reafirmar nuestro
compromiso en la defensa de la salud y en la lucha por unas condiciones de trabajo dignas,
seguras y saludables.
En el mundo fallecen 2,78 millones de trabajadores cada año a causa de accidentes de trabajo
y enfermedades relacionadas con el trabajo. De estas muertes 2,4 millones (86,3%) se
producen por enfermedades relacionadas con el trabajo y algo más de 380.000 son el
resultado de accidentes de trabajo. En nuestro país los accidentes de trabajo vienen creciendo
desde 2012 de forma muy superior a la creación de empleo, durante 2017 se han producido un
total de 738.584 accidentes. Fallecieron 618 trabajadoras y trabajadores, 484 en jornada de
trabajo y 134 en itinere.
En cuanto a las enfermedades profesionales, tan sólo se declararon en 2017 un total de
21.188. Grave cuestión preventiva que sigue sin tener un correcto tratamiento, un ejemplo de
ello es la lucha contra el “amianto”, problema aún sin resolver, que está produciendo un
sufrimiento en los trabajadores y sus familias: cánceres de origen profesional, enfermedades
musculoesqueléticas y las derivadas de los riesgos psicosociales siguen permaneciendo
ocultas.
Para el PSOE, el sufrimiento humano que conlleva la siniestralidad laboral hace que la situación
que venimos padeciendo sea preocupante e insostenible. Es necesario frenar esta lacra social.
La crisis económica y la reforma laboral del gobierno del PP han producido un impacto muy
negativo en la situación de la prevención en las empresas. Los trabajadores y trabajadoras han
visto empeorar las condiciones laborales. El incremento del tiempo de trabajo, la carga, las
tareas a desarrollar por igual o incluso menor salario, la intensificación de los ritmos de
trabajo. Los “ERES”, los ajustes de plantilla, las reestructuraciones y las situaciones que
generan, el desempleo. El actual modelo productivo basado en la presión laboral, en la
inseguridad, y el deterioro de las relaciones laborales, son causa clara de este incremento de la
siniestralidad.
Se ha institucionalizado la inseguridad, la desigualdad, y la precariedad como graves factores
generadores de riesgos laborales para la salud en general, y principalmente para la salud
psicosocial. Afectando prioritariamente a los trabajadores jóvenes, a los mayores de 45 años, a
las mujeres, que soportan con mayor frecuencia los contratos temporales, la jornada a tiempo
parcial no deseada e incluso el trabajo sin contrato. En el PSOE defendemos el concepto de
trabajo decente, digno, con condiciones de trabajo seguras y saludables durante toda la vida laboral, así como el derecho al trabajo como valor social básico constitucional; por eso vemos
necesario derogar la reforma laboral, lesiva para los derechos de los trabajadores.
Las llamadas nuevas formas de organización del trabajo realmente están produciendo una
desregulación del empleo, lo que se traduce en que en sí mismas sean un riesgo laboral claro,
generando consecuencias negativas en la salud de los trabajadores y trabajadoras. Estas
razones son las principales causas de una mayor presión sobre los trabajadores incidiendo en
la subida de la siniestralidad laboral, y en un empeoramiento de las condiciones de trabajo.
A este contexto se le une la creciente implantación de las nuevas tecnologías de la información
y los cambios que se están produciendo en el empleo y la producción. Por ejemplo, la
introducción de nuevas sustancias con desconocidos efectos para la salud, y su lento estudio
cuando ya están incorporadas en los procesos, junto a una menor inversión en políticas
preventivas en las empresas forman parte también de las causas del actual empeoramiento de
la salud de los trabajadores y trabajadoras.
Ante esta realidad de inseguridad, precariedad y desigualdad los socialistas nos
comprometemos a derogar la reforma laboral y elaborar un nuevo Estatuto de los
Trabajadores, basado en el diálogo social y la negociación colectiva. Así como a modernizar el
actual marco normativo de la prevención de los riesgos laborales que nos ha sido útil en estos
últimos 20 años, pero que actualmente tiene déficits que debemos solventar.
Para el PSOE el empleo de calidad y con derechos, la formación y la educación y las
condiciones de trabajo adecuadas son fundamentales de cara a reducir los factores de riesgo
laboral. Los trabajadores y trabajadoras necesitan unas mejores condiciones de seguridad y
salud, y en definitiva una mejor calidad de vida y trabajo.”

En la provincia de Alicante, el número de accidentes con baja en jornada ha continuado creciendo del mismo modo que en el resto de España. Y aunque el porcentaje de crecimiento se ha ido reduciendo en la provincia es necesario continuar con el trabajo iniciado desde el Consell para reforzar la prevención de riesgos laborales.

Se ha aprobado la Estrategia Valenciana de Prevención de riesgos laborales 2017-2020, consensuada con todos los agentes sociales y económicos de la Comunidad y que establece el marco general de las políticas de prevención de riesgos laborales en la Comunidad Valenciana y se convierte en la herramienta fundamental para combatir la siniestralidad laboral y mejorar los niveles de seguridad, salud y bienestar laboral de las personas trabajadoras.

Esta estrategia se fundamenta en dos valores principales, que son la prevención y la colaboración entre todas las partes implicadas para realizar la acción preventiva. Porque la prevención es el medio más adecuado para reducir los accidentes laborales y las enfermedades profesionales y la colaboración de todas las partes implicadas para impulsar y mejorar las condiciones de trabajo.

Desde el convencimiento de la necesidad de incidir en una cultura preventiva, se ha consolidado un “campus virtual” desde el cual se pueden impartir cursos cualificados a un gran número de personas.

Se ha conveniado con la Universidad de Alicante, para conseguir llevar la prevención al mayor número de estudiantes universitarios de todas las especialidades. Se han instaurado los PREMIOS AL CONOCIMIENTO A LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES, por el cual se distingue a los mejores trabajos.

Se han realizado Estudios específicos: residencias tercera edad, camareras de planta

Reinventado el evento de Laboralia, , convertido ahora en algo austero pero efectivo para los intereses reales dirigidos a la salud laboral

En 2018 se han abierto 4 líneas de subvención nuevas, por un importe total de 1.400.000 euros destinadas a que todos los agentes sociales implicados dispongan de recursos económicos para ello

En lo referido al servicio de Prevención del personal de la Generalitat Valenciana, totalmente olvidado por los gobiernos del partido popular:

.- Se ha elaborado y aprobado de forma consensuada EL PLAN DE PREVENCIÓN DE RIESGOS DE LA GENERALITAT VALENCIANA, que tenía que haber estado en vigor desde hace casi 20 años.

.- Se ha pactado con los sindicatos del personal de la Generalitat el modelo futuro de prevención de riesgos, que tendrá en cuenta la peculiaridad de los distintos sectores educativos, sanitarios de justicia y de la administración general.