El 2019 ha sido un año meramente electoral, en el que en cinco ocasiones, las urnas han situado al partido socialista como la primera fuerza preferida por la ciudadanía. Y, así, el 10 de noviembre del 2019, una vez más, la ciudadanía nos dio la confianza para impulsar un gobierno progresista.

El siete de enero investimos como Presidente del gobierno a Pedro Sánchez, el primero en la democracia que tendrá un gobierno de coalición. Un hecho que podemos calificar como histórico, siendo lo más destacable el haber conseguido la presidencia concitando voluntades de grupos con distintas visiones pero con el objetivo común de acabar con el bloqueo institucional. Hemos conseguido visualizar y hacer efectiva la cultura del diálogo entre diferentes para avanzar y progresar. Sólo alcanzar una meta tan épica merece ya su celebración. Aquellos que pretenden deslegitimarlo son aquellos que han demostrado no aceptar los resultados electorales.

Los socialistas somos protagonistas de una nueva etapa que afrontamos con ilusión pero sobre todo con la esperanza de abordar los grandes retos a los que se enfrenta nuestra sociedad: la lucha contra el cambio climático, cerrar las nuevas brechas sociales, laborales, territoriales que la revolución tecnológica y digital nos abre…Por fin, tenemos un gobierno que hará posible afrontarlos.

Un gobierno para la legislatura del diálogo.

“Que ante los problemas de respuestas y frente a la crispación y la confrontación propicie un ambiente favorable al diálogo”

 

 

 

Pin It on Pinterest