14 de julio de 2021 Moncloa

Esta mañana a través de la retransmisión online que ha realizado Moncloa hemos podido ver cómo el Presidente del Gobierno acompañado de la Vicepresidenta primera, de las ministras de Justicia y de Ciencia y de la Secretaria de Estado de Transformación Digital e Inteligencia Artificial , ha presentado y rubricado la 140721-Carta_Derechos_Digitales_RedEs . Una guía especialmente importante en un momento de transformación digital como el actual. Un instrumento que nos sitúa a la vanguardia de la defensa de los derechos fundamentales, que tanto han costado alcanzar. Un instrumento que nos permitirá avanzar en la consecución de derechos y protección de los mismos en el ámbito digital, al igual que lo hacemos en el mundo físico.

Esta Carta se nutre de muchas aportaciones de expertos, asociaciones y personas anónimas, y se contextualiza en la agenda España digital 20-25 y la estrategia de inteligencia artificial aprobada en diciembre de 2020. Constituye la brújula que nos guiará en el proceso de transformación digital, en sintonía con la agenda 2030, agenda 2050 y el plan de Reconstrucción, transformación y resiliencia que aprobó ayer el ECOFIN. Cabe destacar, que de esos fondos el 28% se destinará a la digitalización porque este tipo de transformación es necesaria para incrementar la productividad y el crecimiento económico de nuestro país pero es imprescindible acompañarla de medidas legislativas que nos permitan potenciar sus ventajas, dar seguridad, proteger derechos y eliminar incertidumbres. Medidas legislativas que estarán orientadas sobre esta Carta de derechos digitales. En este sentido ya hemos avanzado en leyes como la de protección de datos o la reciente ley de trabajo a distancia, pero todavía nos queda mucho camino que recorrer.

Como ha indicado el Presidente Sánchez, esta Carta tiene un carácter pionero que podrá influir en la Declaración de Principios Digitales ahora en debate a nivel europeo y que tiene previsto aprobarse a finales de año. Como así indicaba en su intervención “Es necesario regular éticamente cualquier interacción social que ponga en peligro los derechos fundamentales” y esta Carta  nos sitúa a la cabeza de este gran reto. Humanizar la tecnología intentando que nadie quede al margen, generando certidumbre, seguridad y aumentando la confianza en el avance digital. Un objetivo que nos “auto obliga” y nos “auto exige”.

Pin It on Pinterest