Pleno extraordinario en el Congreso. No es cualquier Pleno. La imagen atípica del hemiciclo con tan pocas personas lo dice todo. La mayoría de los diputados y diputadas estamos en casa. Seguimos a través de los medios digitales el transcurso del mismo. No estamos ajenos a lo que ocurre ni a lo que se dice. Participamos a través de los whatsap, twiter, …blogs,… comentamos lo que escuchamos y reflexionamos. Al mismo tiempo,  respondemos las dudas de muchos conocidos o amistades que nos consultan o nos mandan mensajes en privado. Ha sido recomendación del propio Congreso e indicaciones de todos los grupos parlamentarios el que no asistamos para evitar contagios y poder asegurar las mejores condiciones de seguridad para todos y todas. Son medidas extraordinarias ajenas a la voluntad individual.
Pero a pesar de ello, hemos podido ser testigos de un Pleno que sin duda, pasará a los libros de historia. Siempre es difícil ser objetivo pero considero que el Presidente del Gobierno ha hecho una magnífica intervención.
Da cuenta de las decisiones adoptadas, de forma coordinada y participada con las Comunidades Autónomas y los grupos políticos. Habla de UNIDAD, COORDINACIÓN, RESPONSABILIDAD, DISCIPLINA SOCIAL  con un mensaje claro #EsteVirusLoParamosUnidos
Y si me lo permitís, me gustaría en el día de hoy, en este post de mi blog, dejaros algunas ideas o reflexiones sobre el Pleno:
PRIMERO:
Quiero sumarme a las palabras de solidaridad,  del Presidente, de nuestra portavoz Adriana Lastra y del resto de intervinientes, que han mostrado para con todos los que están sufriendo, con los que están enfermos, con todas las familias que han tenido pérdidas queridas por este virus  o que están siendo víctimas de una manera u otra. Me siento muy identificada con todos los que han realizado reflexiones sobre la solidaridad demostrada por la mayor parte de la sociedad española o el agradecimiento a todas las personas e instituciones que trabajan sin descansar para derrotar al virus y volver a recuperar la normalidad. Y quiero también hacer propias las recomendaciones  de todos aquellos que han querido con sus intervenciones aportar respuestas eficaces desde la unidad de acción. Sin duda, es responsabilidad de todos y de cada uno de nosotros protegernos y proteger a los demás. Cada uno de nosotros también podemos salvar vidas. Nadie puede quedar ajeno a su responsabilidad individual. La cooperación y la colaboración de todos es fundamental.
SEGUNDO: Me gustaría reforzar las siguientes ideas de la Comparecencia del Presidente:
  1. La prioridad: contener, controlar, reducir y derrotar el virus. Iniciativas haciendo caso a la Ciencia, atención a las consecuencias de las medidas adoptadas, coordinación y unidad de acción.
  2. Máximo esfuerzo para minimizar los daños de esta crisis sanitaria que también se traduce en económica. Si durante el frenazo económico conseguimos mantener el empleo y proteger nuestro sistema político conseguiremos una reactivación más rápida. Como dice el Presidente “Consigamos una V”. Queremos evitar que la crisis temporal se convierta en permanente y para ello es necesario que las empresas no prescindan de sus trabajadores de manera permanente. Las medidas económicas podéis verlas en el BOE de hoy. Os dejo también el enlace. 
  3. Tareas y Acciones para después de esta crisis: hacer un plan de reconstrucción social y económica en la y una Comisión de análisis del sistema sanitario para fortalecerlo y prepararlo para futuras crisis.
  4. Es momento de sumar y afrontar las nuevas fases.  Cuando esto pase seremos más fuertes.
  5. Como dice el Presidente esta situación de alarma y de crisis es una oportunidad de reconciliación con la política en su sentido más amplio porque más que nunca, se demuestra la importancia de la POLÍTICA, entendida como la loable actividad que aspira a tratar de la mejor manera posible los asuntos de la sociedad presente y futura. Debemos dejar atrás la destrucción para empezar la RECONSTRUCCIÓN.
TERCERO: 
Entiendo el papel de la oposición, también he estado en esa situación, pero eso no significa que sean admisibles muchas de las cosas escuchadas y la actitud de algunos portavoces. No entraré en el detalle de ellas por priorizar lo importante.
Es cierto que todos buscamos nuestras propias estrategias políticas, todos pertenecemos a partidos políticos que tenemos nuestro propio ideario y todos pensamos que nuestras soluciones son las mejores, pero todos debemos mejorar nuestra capacidad de escuchar y empatizar.
Ya habrá tiempo de mirar a atrás, todos cometemos errores, quien no lo asuma se equivoca.  Quien gobierna puede tener mayor responsabilidad pero eso no quiere decir que la oposición no tenga ninguna. Nadie está exenta de ella.La oposición puede ayudar a calmar a la ciudadanía o puede alarmarla, puede remar a favor de las decisiones de las instituciones o en contra de las mismas. Todos debemos saber jugar nuestro papel con lealtad institucional. Tampoco se trata de jugar a ver quien da mas. Cuanto más unidos actuemos más justos y eficaces seremos.
Todos tenemos nuestros propios planteamientos pero la situación de alarma nos pide altura de miras, analizar y diagnosticar la situación dejando de lado planteamientos preestablecidos para buscar soluciones. Y por eso no  puedo compartir la actitud ni los comentarios de algunos. Primero porque no es el momento. Y segundo, porque se demuestra que la situación ha sido sobrevenida para todos. Es inaceptable que algunos digan “ya lo decía yo” cuando esos mismos viajaban a otros países en plena crisis sin adoptar medidas de prevención ni medidas de contención que les ha supuesto contagiarse y contagiar a miembros de su grupo. Como dice el Presidente parece que algunos sufren de Sesgo Retrospectivo. Ante el desafío global las respuestas también deben ser de carácter global. Las medidas que se han adoptado se han realizado en el momento que han sido extraordinariamente necesarias. La alarma hace semanas no se hubiera entendido. La libertad de movimiento es un derecho constitucional demasiado valioso como para restringirlo. Sólo se ha hecho cuando ha sido estrictamente necesario, haciendo caso a la Ciencia, atendiendo las consecuencias que las medidas pueden causar y actuando de manera coordinada.
CUARTO:
Después de esta crisis debemos aceptar que el debate fiscal ya no será el mismo. Es imprescindible fortalecer el estado con impuestos justos,  nadie debe utilizar los impuestos como arma política arrojadiza contra los otros, debemos entre todos contribuir a mejorar la conciencia fiscal y a construir un sistema fiscal eficiente. Después de esta crisis todos habremos perdido algo, lo importante es que el coste sea el menor posible para todos. Que nadie quede atrás en la recuperación.
COLORARIO:
Es tarea de todos RECONSTRUIR JUNTOS: INSTITUCIONES, ADMINISTRACIONES, PARTIDOS POLÍTICOS, … LA SOCIEDAD EN SU CONJUNTO.
Aprendamos del pasado y reforcemos nuestro futuro como sociedad. El reto es anticiparnos al futuro. Esta crisis nos deja un antes y un después : Una sociedad que ha tenido y tendrá que digitalizarse a un ritmo vertiginoso y a fuerza de la necesidad, el impulso del teletrabajo, un nuevo modelo educativo a distancia….Y debe dejarnos un antes y un después con respecto al modelo de sociedad para conseguir que sea más resiliente, más respetuosa con el diferente y con nuestros recursos medioambientales. Recuperemos entre todos, el valor de lo PÚBLICO y la POLÍTICA en su mejor sentido.
Sin duda, LA EMPATÍA, EL SENTIDO COMÚN Y LA HUMILDAD SERÁN LA MEJOR RECETA PARA ALCANZAR LA VICTORIA : Acabar con el virus y conseguir la recuperación económica y social del conjunto de la comunidad.
Termino con las palabras del Presidente, Pedro Sánchez: “Somos también mucho más que 47 millones de personas reunidas en un mismo territorio por el azar: somos una comunidad. Una comunidad que con varias lenguas y acentos combate por una misma causa que es parar y vencer al virus. Unidos. Será así, señorías, como lo venceremos”.

Pin It on Pinterest